miércoles, 29 de junio de 2016

CAPITULO 7 Un vistazo al pasado



CAPITULO 7
Un vistazo al pasado


La pelea con Lucas en cierto modo me había afectado, por un momento llegue a pensar que estas dos semanas que llevábamos compartiendo habían sido actuadas, es decir que el se estaba comportando muy bien conmigo, dándome consejos, haciendo el trabajo de hermano mayor fingido para complacer a nuestro padre de que “nos lleváramos bien” o “hacerlo sentir como en casa” simplemente fingir que se la llevaba bien conmigo y ya.

Suelo ser a veces un chico muy inseguro con lo que respecta a relacionarse con los demás, soy inseguro de los sentimientos que las demás personas puedan tener hacia mí, incluso lo que ellas puedan llegar a pensar de mí. Pero con Lucas el mundo que yo me había hecho solito en mi cabeza eran puras estupideces mías. El no había estado fingiendo, ni nada por el estilo, en serio yo le agrade, le había caído bien. Esa pequeña discusión en parte sentí que fortaleció nuestra relación de hermanos, a pesar de cualquier confrontación que podamos tener somos familia, y no lo vamos a dejar de ser por cualquier entupida pelea sin sentido y eso había quedado en evidencia hace apenas unos minutos en el pasillo.

Debo admitir que mi papa no dejaba de sorprenderme, lavarle la boca con jabón a Lucas por decir una mala palabra, se pasa, pobre de mi hermano...

                                                     « Lucas »

Después de nuestra pequeña conversación en el pasillo con toda la familia, mi padre me llevo al baño y ahí estaba junto a el apunto de introducirme esa asquerosa pastilla que sabia horrible, a pesar  de que me lavaba, el sabor desagradable duraba por horas.

- ¿Que pasa contigo Lucas porque de repente tratas así a Liam?, pensé que ustedes habían conectado bien.

- Y así es papá, lo que pasa es que me molesto que tu hayas engañado a mi mamá con su mamá, y la molestia la pague de cierto modo con el aunque se que no tiene nada de culpa. Me deje llevar. Lo siento.

- Ey ey ey párate ahí vaquero. Te voy a explicar algo que Liam ya lo sabe, y Emily se lo contó porque era el, el que mas derecho tenia a saber la verdad, y te lo voy a decir a ti porque veo que tienes una idea muy equivocada en tu cabecita de como sucedieron las cosas.

- Me gustaría saber la verdad -dije soltando un suspiro.

- Y la sabrás hijo. ¿A ver por donde comienzo?... Todo empezó cuando tú mamá y...

- Papá ya va, disculpa que te interrumpa pero ¿Connor y Jeremy saben sobre esto?

- No solo Liam.

- Pues yo creo que esto deberías hablarlo con todos juntos por lo menos con Jeremy, con Connor y conmigo. Aunque ellos no pregunten sobre el tema no quiere decir que no tengan dudas, y yo se que ellos pensaron lo mismo que yo cuando conocimos a Liam, que engañaste a mamá. Seria bueno que lo aclararas, si ninguno de nosotros ha dicho nada al respecto es porque tu nos has dicho que las decisiones de los adultos nosotros no somos nadie para cuestionarlas, y con temas tan delicados como este muchísimo mas.

- Tienes toda la razón hijo, cuando hable con Liam sobre esto también lo debí haber hecho con todos mis hijos, lo lamento de verdad si te cause algún tipo de dolor.

- ¡No papá! para nada, tranquilo. Es solo que tengo muchas dudas de que fue lo que paso realmente, es tan confuso todo... Bueno en fin vamos hablar todos juntos con mis hermanos -dije haciendo un gesto para salir del baño.

- Un momento señorito vamos a ir hablar con tus hermanos pero primero tú castigo.

- Paaapaaaaaaa -dije haciendo un puchero-. No puedes dejármela pasar y ya, anda di que si.

- No, no señor. Vamos abre la boca.

Al abrir la boca mi papá me metió esa asquerosa pastilla de jabón, la odio. Me la dejo por 10 minutos. Me enjuague como 5 veces pero nada seguía sintiendo el asqueroso sabor.

Salimos del baño y fuimos a buscar a Jeremy y a Connor, una vez los 4 juntos bajamos para hablar en la sala y de una vez que mamá se nos uniera a la conversación. Una vez sentados el primero en hablar fue mi padre.

- Hijos los reuní aquí porque quiero aclararles un par de cosas, cuando su madre y yo nos separamos por el famoso periodo de 4 meses como anteriormente lo nombro Lucas.

- Ya era hora,  te escuchamos -dijo Connor prestándole total atención a nuestro padre.

- Papá y ¿porque no llamas a liam? - pregunto Jeremy intrigado.

- El ya sabe todo esto hijo, no es necesario que este aquí –le respondió mi mamá.

- Bien empecemos. Cuando Lucas tenia 7 meses de nacido, su madre y yo tuvimos una fuerte discusión, en realidad llevábamos dos semanas teniendo peleas fuertes todos los días, decidimos separarnos “definitivamente” porque en ese momento no nos entendíamos no congeniábamos. Y acordamos incluso tener la custodia compartida con Lucas y quedamos en que cada quien reharía su vida. Incluso nos divorciamos. Dos meses después de separarnos conocí a la mamá de Liam, esa mujer a mi me cautivo, realmente nunca estuve enamorado de ella como lo estoy de su madre, pero fue una gran mujer, salimos 2 meses solamente, después ella desapareció de la nada y realmente ni siquiera me tome la molestia de buscarla porque lo que yo había tenido con ella había sido solo una aventura, por así decirlo, no nos llegamos a comprometer ni nada. A las semanas que ella se fue, me sentí solo quería tener de regreso a mi familia ya que una mujer como su mamá no volvería a encontrar. Regrese a la casa y le suplique a su madre darnos una segunda oportunidad, le conté la aventura que había tenido, le dije que me perdonara por eso, el cual ella me dijo que no tenia nada que perdonarme porque estábamos separados y yo podía hacer lo que yo quisiera con mi vida, ella no tenia porque involucrarse en eso. Lo que nunca pensé es que de esa aventura saliera un hijo, quiero aclarar que no considero mi salida con la mamá de Liam un error jamás me arrepentiré de haber salido con ella porque gracias a eso tuve un maravilloso hijo y estoy muy feliz por ello. Al final su madre y yo volvimos a estar juntos, a vivir juntos. Regresamos porque quería estar ahí cuando mi hijo creciera, que se criara con un padre a su lado. Ese día me acuerdo que le pedí que se casara conmigo nuevamente, ella acepto y desde ese momento hemos estado juntos. Hemos sabido superar los dos juntos muchas dificultades siempre apoyándonos el uno al otro, como lo hemos hecho hasta ahora. Hasta que hace dos meses apareció el padrastro de Liam y me dijo que tenía un hijo con aquella mujer que no veía desde hace más 16 años… Y el resto de la historia ustedes ya la saben.

- ¡Wow! papá, no teníamos ni idea de todo eso -comento Connor asombrado.

- Si pa, ahora que se esto, me comporte como un entupido haya arriba con Liam.

- Tranquilo Lucas, ustedes ya están bien, ya hicieron las paces, y eso es lo importante.

- Si pero me siento mal por haberlo llamado Bastardo.

- No se lo vuelvas a decir cariño -dijo mi madre revolviéndome el cabello.

- Gracias papá por confiar en nosotros y decirnos esto -dijo con voz amable Jeremy.

- Merecían saber la verdad, eso es todo. Ahora espero que todo haya quedado aclarado, y traten a Liam como a un hermano más.

- ¡Por supuesto pa! -exclamo Jeremy.

- Ya lo hacemos -dije con una sonrisa.

- Me alegro. Bueno chicos eso es todo lo que quería decirles así que vayan a sus habitaciones, y disfruten lo poco que les queda de vacaciones.

Hice una mueca de fastidio recordando que dentro de poco ya comenzaría las clases.

Jeremy y Connor se fueron a sus cuartos, aproveche que no estaban para preguntarle a papá si me dejaba salir, ya que si los hacia delante de ellos lo mas probable es que se antojaran también de ir.

- Papito… –dije con una voz que repentinamente se me torno mas aguda de lo normal, parecía la de un niño chiquito. Pero que siempre la usaba cuando quería obtener permiso, o que me dieran dinero. ¿Me das permiso de ir al cine?

- ¿Solo? –pregunto mi padre frunciendo el ceño, percatándose de mis intenciones solo con oír la voz que puse.

- No. Voy a ir con mi novia, la función comienza a las 3 de la tarde.

- No se Lucas no deberías salir. Todavía estas castigado por lo del parque y lo sabes –me respondió en un tono de advertencia.

- Pero papá hoy es martes el castigo es hasta el viernes, me corres un día del castigo y ya el sábado te prometo que no salgo.

- El sábado tenemos planeado salir todos juntos al cine en 4D, una salida en familia.

- Bueno pa entonces… yo me quedo en la casa ese día.

- ¿Y no quieres salir con nosotros? –inquirió sorprendido ya que a mi me gustaban mucho las salidas familiares.

- Si quiero pero… entre ustedes y mi novia prefiero salir con mi novia -dije dándole una sonrisa a mi padre esperando que no se sintiera ofendido.

- Pero mira este sin vergüenza, ¿ahh? ¿Como que prefieres salir con tu novia a que con tu familia?

- Anda papi yo a ustedes los veo todos los días, en cambio a mi novia no. Anda papito dame permiso te prometo que llego a la hora –dije retornando a mi voz de niño chiquito.

- Amor déjalo ir, se ha portado muy bien estos últimos días, se lo merece ¿no crees? -dijo mi mamá intentando convencer a mi padre.

Mi padre puso una cara así como que se lo estaba pensando demasiado, pero finalmente desistió.

- Esta bien hijo. puedes ir, pero te quiero a las 8 aquí ¿estamos?

- Si estamos… ¡Gracias pa!

                                                   « Liam »

No tenia planes para este día, aunque no lo crean ya quería regresar a clases, no me gustaba quedarme todo el día en la casa, a mitad de mañana les dije a mis hermanos para meternos en la piscina, solo Jeremy y Connor quisieron ir, Lucas no quiso porque en la tarde iba a salir con su novia.

- Vamos a jugar Vollyball -dijo Jeremy metiéndose al agua.

- Si va. Trae la pelota Liam ¡porfa! -me dijo Connor cuando se disponía a lanzarse a la piscina.

- Voy.

Entre a la casa a buscar la pelota, me encontré con Emily en la sala y aproveche que estaba sola para decirles algunas cosas que desde hace algún tiempecito quería decirle.

- ¡Emily!

- Dime mi vida.

- Te quería dar las gracias. Me has tratado muy bien desde que llegue me has hecho formar parte de esta familia gracias de verdad, por todo, por preocuparte por mi, por mis cosas, por estar pendiente. Haces todo lo que una madre hace por su hijo, me recuerdas a mi mamá –le dije dándole una mejores sonrisa aunque se mezclaba con algo de nostalgia por el comentario que yo mismo había hecho sobre mi madre.

- Mi vida -dijo Emily con ternura acercándose a mí para abrazarme-. De nada yo te veo a ti como un hijo, estoy muy pero muy feliz que te hayas venido a vivir con nosotros y que seas parte de esta familia, nosotros te queremos mucho mi vida, que nunca se te olvide.

- Gracias, de verdad -le dije dándole una gran sonrisa y devolviéndole el abrazo de oso que me había dado.

Regrese a la alberca me quede jugando Volleyball con mis hermanos hasta que nos llamaron a almorzar, luego Lucas se fue con su novia, y Connor, Jeremy, y yo regresamos al agua. Nos lo pasamos todo el día en la piscina como a las 6 nos metimos a la casa y nos quedamos en nuestras habitaciones hasta la hora de la cena. Lucas llego como 20 minutos después de la hora que le había dicho papá pero se lo dejo pasar, lo medio regaño pero no lo castigo.

La semana paso rápido. Llego el sábado y papá nos dijo que iríamos todos al cine. Esta no solo era una salida al cine normal íbamos a ir al cine 4D en el San Ignacio, Lucas le rogó a Joseph para que fuera con nosotros, al final mi padre accedió y le corrió un día de castigo.

Al llegar al cine no nos poníamos de acuerdo con la película que queríamos ver. Lucas quería ver X men el Apocalipsis y yo quería ver Buscando a Dory, por democracia gano Lucas eran 4 contra 2, mi papá, Jeremy y Connor también querían ver X men. Solo Emily y yo queríamos ver la otra peli.

- Hijo ustedes vallan haciendo la cola para comprar las palomitas, mientras su madre y yo vamos a comprar las entradas -dijo mi padre dirigiéndose a Lucas.

- Si va. ¡Jeremy!, ¡Connor! -grito Lucas para llamar la atención de nuestros hermanos ya que seguían viendo la carteleras y no se habían percatado que nosotros nos habíamos alejado de ellos.

- ¿Papá puedo comprar el combo que trae chocolate? -pregunto Jery a nuestro padre antes de que se fuera a comprar las entradas.

- Si por supuesto compren 3 combos de esos grandes que traen dos refrescos, con el chocolate, y las cotufas. Todos vamos a compartir entre dos un combo -le dijo mi padre a Lucas mientras le entregaba algo de dinero en efectivo.

Mis hermano y yo nos fuimos hacer la cola para comprar las palomitas, como era un día sábado había bastante gente, así que nos íbamos a tomar nuestro tiempo en comprar los chuches, le iba a preguntar a Lucas como le había ido en la salida con su novia, cuando veo a una chica súper hermosa delgada, era casi de mi tamaño diría que media casi 1.70, cabello negro Lazio, con unos lentes plateados que hacia que pareciera una chica muy inteligente.

- ¡Hola Lucas! ¿como estas? –le dijo a mi hermano con una enorme sonrisa, mientras lo saludaba con un beso en la mejilla.

- ¡Hola Alisson! ¿Bien y tu? Tiempo sin verte vale.

- Si. ¿Y eso que no has ido a la casa a visitar a mi hermano? -pregunto extrañada.

- ¡Ahh! lo que pasa es que en las ultimas semanas ha habido muchos cambios en mi vida. Por así decirlo. Apenas esta semana fue que pude salir con mi novia.

- ¡Ah! ya veo… suenas muy dramático con eso de que ha habido muchos cambios en tu vida -dijo en un tono medio de burla.

- Bueno te voy a presentar a uno, el es Liam -dijo Lucas agarrándome por el hombro.-.mi hermano.

- ¿Tu hermano? -pregunto ella extrañada.

- Si en realidad es medio hermano por parte de papá, lo que pasa es que el vivía con su mamá pero falleció y ahora se vino a vivir con nuestro padre.

- ¡Ohh! lo siento –me dijo ella sorprendida por las palabras de Lucas dirigiéndome una mirada de tristeza.

- Tranquila, no pasa nada, por cierto soy Liam mucho gusto -le dije mientras estiraba mi mano para estrecharla con la suya.

- Alisson. Encantada de conocerte -me contesto estrechando su mano con la mía.

No se porque pero sentía que poco a poco a medida que la iba conociendo a esa hermosa chica mi corazón latía cada vez mas fuerte poniéndome sumamanete nervios a medida que transcurrían los segundos.

Cuando soltó mi mano pude notar que Connor y Jeremy me miraron con picardía, esperaba que no estuvieran pensando lo que me imaginaba.

- ¿Vienes al cine? -pregunto Connor había un poco de malicia en su voz.

- Si, por cierto ya me tengo que ir, la peli comienza en 10 minutos, mi familia ya esta en la sala. Solo me acerque a saludar

- Mmm okay. Me saludas a todos.

- Con gusto -dijo mientras se dirigía a Lucas para despedirse.

- Saludas a Jake, y le dices que me escriba que tengo algo que contarle.

- Si va, Chao Liam nos vemos -me dijo con una enorme sonrisa en su  rostro, ahora si definitivamente me había quedado embobado.

- Cierra la boca que te van a entrar moscas -se burlo Connor.

- Uyy al parecer alguien le gusto Allison –dijo Lucas en tono burlón.

- Cállense los dos -les dije mientras le daban un leve empujón a ambos.

- Harían bonita pareja -comento Jeremy de lo más tranquilo como si nada.

- ¿Qué? -pregunte sorprendido-. Apenas la conozco y dejen ya de inventar estupideces. Es muy linda pero ya esta ahí.

- Si si claro- dijo Lucas con sarcasmo-. Conchale vale lastima que no te inscribiste en Madison porque hubieras estudiado con ella ¿sabias?

- ¿Qué? ¿De pana? -indague sorprendido pero con tristeza, sintiéndome por primera vez arrepentido por no haberme cambiado de escuela.

Connor y Jeremy se echaron a reír.

- Apuesto 1000 Bs a que no pasan tres meses y Liam ya se esta cambiando a Madison -se burlo de mi Connor por la cara que había puesto de perrito degollado.

- Subo la apuesta 1500 -vocifero Lucas.

- Si va.

- Oigan no apuesten tan alto que yo no tengo tanto dinero y no voy a poder participar -dijo Jeremy en falso tono molesto.

- Pero que hermanos tan lindos me gasto, gracias por su apoyo –les respondí en un tono sarcástico-. Y no, no me voy a cambiar ya me inscribí en tucson y ahí me voy a quedar –dije firmemente.

- Como tú digas. Pero algo si te digo que el amor puede con todo.

- ¿Como la conoces? -le pregunte curioso, mientras avanzábamos en la cola.

- Ella es la hermana de mi mejor amigo Jake.

- Mmm... ya veo.

- Cuando vaya Jake para la casa dile que venga con su hermana. Asi Liam empieza conocer a su futura novia

- Cof cof cof ¿futura novia? –respondí casi atragantándome con la galleta que estaba comiendo, por ese comentario-. ¿Se volvieron locos? ahorita yo no quiero tener novia, no quiero distracciones quiero concentrarme en mis estudios nada mas.

- Chamo eso ni tú te lo crees. Yo creo que los 4 estamos de acuerdo en que fue amor a primera vista, no creas que no nos dimos cuenta de como la veías y como ella te veía a ti. No lo puedes negar los dos se gustaron -comento Lucas pasando a la caja para comprar las palomitas.

La verdad es que Lucas tenia razón me había gustado esa chica y yo creo que también le guste porque pude notar que medio me coqueteo mientras se despedía

Nos encontramos con mi padre y Emily en la entrada de la sala 5 que era donde veríamos Xmen. Era la primera vez que veía una película en 4D la sensación era genial, como se movía el asiento era realmente asombroso. Salimos del cine algo tarde eran las 7 de la noche, así que Joseph aprovecho para llevarnos al nivel de la feria para cenar de una vez y aprovechar que estamos en un centro comercial, comimos pizza una de mis comidas favoritas.

Cuando íbamos en el carro de regreso a casa por alguna extraña razón Connor tenia una cara de perro que no se la quitaba nadie.

- Ya quita esa cara Connor. No es para que te pongas así -le dijo Lucas intentando animar a mi hermano.

- Lucas cállate, no te metas en lo que no te importa.

Lucas se encogió de hombros, así como diciendo con sus gestos lo intente.

Me extrañaba esa actitud de Connor ya que hace rato estaba bien, por lo tanto le pregunte a Jeremy que era a quien tenia sentado junto a mi.

- ¿Que le pasa? ¿De que me perdí?

- Cuando tu estabas en el baño Connor vio pasar a su exnovia besándose muy apasionadamente y agarrados de la mano con el que era su mejor amigo. -me dijo casi en un susurro.

Me imagino que no pude ocultar mi cara de asombro ya que mi hermano siguió hablando, contándome mejor lo que había pasado.

- Hace 2 meses mi hermano descubrió que su novia y su mejor amigo estaban saliendo. Ambos lo engañaron. Pero todavía Connor no la ha superado.


A pesar de que Jeremy había hablado en voz baja Connor escucho de todos modos.

- Jeremy juro por dios que si no te callas, te voy a meter un coñazo que vas a quedar llorando como una nenaza. ¡Deja de ser tan chismoso! –gruño mirando con odio a Jery.

- ¡No soy chismoso! –exclamo mi hermano un tanto molesto-. Solo le estaba diciendo a Liam porque estas tan enojado.

- Es cierto no se peleen. Connor además yo fui el que le pregunte a Jeremy -intervine rápidamente antes de que subiera de tono la discusión

- No te metas en cosas que no son de tu incumbencia ¡idiota! -le dijo Connor a Jeremy echándole una mirada asesina.

- Basta los dos -dijo Emily con un tono que reflejaba cansancio en su voz-. Discúlpate con tu hermano Connor –le espeto a mi hermano.

- ¡No me voy a disculpar con este imbecil! El es el que anda metiendo sus narices donde no lo han llamado.

- Ya te dije que solo le explicaba a Liam porque de repente te pusiste así.

- Como digas chismoso.

- Ya va - dijo Jeremy parecía por su semblante que estaba recordando algo y así fue, era el insulto que le había dicho Connor hacia uno momentos-. ¿A quien le dices imbecil? ¡Idiota!

Me quede mirando a Lucas para ver si iba a intervenir, y se dio cuenta por que me dijo:

- Por mí que se maten, ya estoy cansado de sus peleas estupidas de estos dos, la última vez que intervine salí salpicado y me lleve un buen castigo por culpa de ellos. Que no saben cuando parar.

Me extraño ese comentario de Lucas ya que siempre el era muy sobré protector con nosotros.

- ¡A ti gilipollas! De paso de chismoso retrasado que no entiende cuando lo están insultando.

Ahora si que se van a ir a los puños pensé yo. El ambiente estaba muy tenso.

Me quede impresionado por la cantidad de insultos que se decían entre ellos, si hace a penas algunos minutos la estábamos pasando bien los cuatro riendo y compartiendo, y ahora se insultaban entre los dos como si su vida dependiera de ellos. Bueno imagino que así era el tener hermanos pasarse la vida peleándose y reconciliándose.

Por suerte para ambos papá parecía muy distraído hablando por teléfono y no se había percatado de las hermosas palabras que se decían entre si mis queridos hermanitos.

- ¡Gilipollas tu! Que le montan cachos y 6 meses después es que te das cuenta.

                                                     « Connor »

Ahora si había rebasado la gota que derramo el vaso. Me iba a levantar para meterle un puñetazo al boca suelta de mi hermano, pero un grito de mi padre me hizo reconsiderarlo.

- Cállense lo dos, no me hagan parar el auto –advirtió en tono amenazante.

Dije que me hizo reconsiderarlo no que no lo iba a hacer. Así que me levante de mi asiento pasando por encima de Lucas con mi puño cerrado directo hacia la cara de Jeremy pero el se percato de lo que pretendía hacer y se tapo la cara con la mano, en ese instante Lucas me agarro por el antebrazo impidiéndome que golpeara a Jeremy así que lo único que pude lograr hacerle fue rasguñarle el brazo.

- ¡Aaauuu! -chillo mi hermano.

- ¡DIOTA! ¡Mira lo que me hiciste! -me dijo furioso.

Sentí en ese momento que el carro se iba deteniendo. Mi papá se bajo y abrió la puerta de atrás sacando a Jeremy del carro.

- ¡Mira lo que hiciste Connor! ¿Pero que diablos te pasa? Le sacaste sangre.

- No fue nada papá -comento Jeremy más calmado.

Eso era algo que teníamos todos nosotros a pesar de que segundos antes nos estuviéramos peleando a muerte, cuando se trataba de papá a ninguno le gustaba que castigaran al otro, y le restábamos importancia a la pelea que estuviéramos teniendo, y eso era lo que estaba haciendo Jeremy justo en ese momento, evitarme un buen castigo pero era muy tarde ya.

- Demás esta decir que cuando lleguemos a casa te espera una de las buenas ¿verdad hijo? -me dijo mi padre mientras me taladraba con la mirada.

- Si -le respondí en tono seco desviando mi mirada hacia la ventana.

- No hay cosa que me moleste más que se ande peleando entre ustedes y ni se diga cuando se agreden físicamente. Se los he dicho. Ya estoy cansado de lo mismo.

Mi hermano volvió a subir al carro y mi padre arranco todo el camino estuvo en total silencio con mi papá tan enojado conmigo nadie se atrevía a hablar. Por lo menos nosotros, mi papá y mi mamá si conversaban muy placidamente.

Al llegar a la casa mi papá estaciono el carro y por supuesto yo no me quería bajar, de hecho ya todos lo habían hecho y yo todavía seguía metido ahí adentro, digamos que el saber que en unos minutos estaría llorando como una magdalena, impedía que pusiera un pie dentro de la casa. El único que pareció darse cuenta que no me había bajado del carro fue Liam, ya que se acerco a mí y en un tono sarcástico me pregunto:

- ¿Piensas quedarte aquí toda la noche?

- A lo mejor -le dije haciendo un puchero repentinamente mi enfado inicial había desaparecido. Ahorita sentía que me volvía muy muy pero muy chiquito.

- Anda baja es mejor que esperes a papá en tu cuarto. No lo hagas enojar más -me dijo en voz triste.

- Si vamos –le conteste resignado.

Entramos en la casa Lucas y Jeremy se habían quedado en la sala, yo subí como una flecha hacia mi habitación, Liam me acompaño pero antes de que entráramos cada uno a su cuarto intentando darme ánimos me dijo:

- Quita esa cara no creo que papá sea tan duro contigo.

- Eso es porque tu todavía no lo conoces bien, además el ya me había advertido que si volvía a agredir físicamente a Jery me iba a dar con el cinto -dije entristecido agachando mí cabeza.

- ¿Con el cinto? -pregunto sorprendido, ¿No pudiste haber pensado eso antes de rasguñar a Jeremy? -me recrimino.

- No. Evidentemente no lo pensé –le conteste irónicamente-.Y no estoy para que tú también me regañes ya con mi papá basta y sobra-dije cabizbajo y un poco molesto porque tenía toda la razón-. Mejor entro a mi cuarto.

- Esta bien, nos vemos mañana –musito con una leve sonrisa.

- Okay -le respondí mientras entraba a mi habitación y cerraba la puerta estaba a punto de pasarle el seguro, pero sabia que si papá subía y encontraba la puerta cerrada con pestillo me iría mucho peor.

2 comentarios:

  1. Excelente capi, aunque ya lo había leído jeje, que bueno que ahora todos sepan la verdad porque cuántas claras conservan la amistad. Amo esta familia, sobretodo como se llevan los hermanos.

    ResponderEliminar
  2. U.u pobre Cóndor ..
    Mm quien es esa tal Alison??? Que me voy a poner celosa!!..
    Jajaja bueno no
    Fue un buen capi!!

    ResponderEliminar