miércoles, 29 de junio de 2016

No fue una mentira… solo fue omisión!


No fue una mentira… solo fue omisión!
Hola…Soy Mauricio Montoya y estoy un poco preocupado por un pequeño  problema y no se me ocurre ninguna solución, con papá viajamos por todo el mundo y eso ha influido para que mi hermano y yo estemos muy solos, sé que no es culpa de papá como piensa Mateo…. Tengo claro que es a causa del trabajo de mi padre. Él  es arqueólogo y es por este motivo que vivimos viajando durante todo el año,  la verdad es que en promedio cada 2 o 3 meses nos cambiamos de escuela y eso depende netamente de los jefes de mi papá.
Ahora nos encontramos viviendo en Arica y estoy feliz porque ya tengo amigos y será por mucho tiempo, papá  se lo prometió a mateo después de la paliza que le dio por un problema que tuvo en ingles donde destruyo el pobre diccionario, pero eso ya es pasado… ahora estamos contentos en especial por la escuela; esta tiene  excelente ubicación, el ambiente estudiantil es genial  y en especial  por la unión que existe entre los compañeros de curso, pero no todo es perfecto… lo malo es que es demasiado estricta y por cualquier estupidez llaman  a los padres para dar queja de sus hijos constantemente.
El viernes de la semana pasada estábamos con 3 chicos que desde la primera de semana de clases nos hicimos muy buenos amigos, ese día luego de la hora de almuerzo nos encontrábamos un poco aburridos y  se nos ocurrió la idea de lanzar globos de agua en el patio a los que se encontraban en el lugar; uno de los profesores nos vio y llamo a la inspectora de patio y al preguntar en el curso todos se culparon( amo este curso… su lema es  “morimos todos o nadie”)  después de eso la inspectora se molestó mucho y pues comenzó a revisar la hoja de vida de los estudiantes , yo tenía muchas anotaciones negativas  junto al resto de  mi curso .
Al notar que este curso no había una persona que no tuviera problemas disciplinarios la inspectora,  comenzó a llamar por mayor cantidad de anotaciones y dentro de los primeros llamados fuimos mis amigos y claro yo…. Cuando tenía a las primeras víctimas  nos llevó  en fila india a la oficina del director,  al explicar  la decisión que acababa de tomar el director  estuvo de acuerdo y nos entregó una  citación para nuestros padres, estos debían presentarse el día lunes a las 9 de la mañana  en punto.
El día  sábado fue horrible para mí porque no encontraba el momento para decirles a mi padre, me sentía terrible yo no soy una niño problema… ¬¬ no lo soy y siempre me he portado bien… grr  si bien ¬¬  (cambien esa expresión de incredulidad)  bueno…en este caso no sabía cómo resolver el problema y es por eso que le pregunte  al que se lo vive en problemas y ese es mi hermano mayor  Mateo.
-       Mateo: uuuyyyy   el lunes citado por el director, ayyyy  Mauriiiicio la que te va a caer!! .- dijo mat desde el sofá en el que se encontraba descansando.

-       Mauricio: grrr se supone que me tienes que tranquilizar y no ponerme más nervioso de lo que ya estoy mateoo!.

-       Mateo: es por tu bien enano y es mejor que lo asumas… cuando se lo digas a papá  AYAYAYYYY!!!  … te llegara mega paliza y será por burro.

-       Mauricio: pero... ¿porque por burro?.. yo me porto bien y es la primera vez que llaman del colegio.- asegure ofendido.

-       Mateo: obvio que es la primera vez… jamás le has dicho la verdad al papá, mau tiene pésima conducta y siempre en las reuniones de profesores están tus amigos y tú en discusión.

-       Mauricio: ¡COMO QUE YO! ...pero…perooo ¿Quién dijo eso?- pregunte incrédulo.

-       Mateo: me lo dijo mi profesor un día que ya sabes… me anotaban en la hoja de vida por besarme con un chica en el salón.

-       Mauricio: ¿qué fue lo que dijo?- al ver sonreír a mi hermano comencé a dudar de lo que decía.-  se me hace que solo me estas vacilando y estas inventando cosas mateo ¡eh!
-       Mateo: oyeee  yo no miento… diré lo que dijo textual  “usted y su hermano señor Montoya, están con un pie fuera y otro dentro del colegio... ojala que su papá se presente alguna vez cuando lo citen, varios profesores se quejaron con el director por eso y ya que consideran que no es justo su falta de interés, después a ellos siempre se les acusa de ser  los culpables cuando hay una manzana podrida en algún curso y ellos no hicieron nada para no contaminar  al resto”.

-       Mauricio: Eso dijo...¬¬  maldito profesor  GRRR  hijo de su  m….

-       Mateo: BASTA MAURICIO NO SEAS GROSERO!- me regaño mateo y luego al ver que me asuste por el grito... hablo suavemente.- mau  por lo que se estas  a  dos anotaciones para que te expulsen del colegio…y si eso pasa… ya sabes que te hará papá!

En ese momento comenzó mi dolor de estómago ¡DIOS! a punto de ser expulsado… con nerviosismo y un poco de miedo  no sabía cómo resolver el problema y Bueno ese fin de semana  preferí no decir nada, el lunes  cuando llegue a clases no tuve mayor problema. Recuerdo que al cambio de hora nos tocaba clases de  gimnasia, en ella  el profesor hacia carrera con relevos (me encanta correr mat dice que parezco un conejo… por lo rápido que soy)  cuando estaba por llegar  al meta lo vi.
Era papá y llegaba con la peor cara de la vida,  al observar a donde se dirigía quede paralizado mientras desde lejos escuchaba a mis compañeros para que corriera, al notar eso mi profesor me llevo a su lado,  ayudo a respirar y además  relajarme ya que mi corazón casi se salía del pecho y era  solo por el miedo de ver a mi padre caminar a la oficina de dirección.
Esos treinta minutos se hicieron eternos y de la nada se dirigió la secretaria entregando un papel a mi profesor. el cual después de leer me informo que  fuera a la oficina del director con mi mochila y todas mis cosas, al esperar sentado como un condenado fuera de la oficina, esta se abrió… papá se acercó y me dio un beso en la cabeza, después de eso me angustie y trate de explicar a papá.
-       Mauricio: papi… yo… yo te puedo explicar.

-       Tomas: luego  hijo…en  casa.- y camino en dirección al auto.
Al salir de la oficina mis compañeros quedaron congelados y todos observaban hacia nosotros, sentí en ese momento mi cara enrojecer y camine muy rápido, recuerdo que 20 minutos llegamos a casa. En ella estaba mi hermano y no sabía que papá estaba conmigo así que al ver bromeo.
-       Mateo: wow llego Mauricio y aun estas vivo … entonces papá aún no se entera de nada,  jajaja creo que tu trasero seguirá invicto por unos días más jajaja

-       Tomás: yo te voy hacer jajaja.- dijo papá furioso al darse cuenta que mi hermano sabia.-  mateo ve ya a tu habitación.

-       Mateo: pero… papá qué… ¿qué  vas hacer? -dijo cuándo  mi padre se quitaba el cinturón frente a mí.

-       Tomás: no lo volveré a repetir a TU HABITACIÓN!!

-       Mateo: ya voy… pero papá recuerda que mau es pequeño... y solo tiene 13 años.- al decir eso me dio una mirada triste.

-       Tomas: bien, ahora jovencito tu y yo vamos a tener una plática  y te voy a enseñar un par de lecciones que olvidaste  y espero que esto nunca más se tenga que repetir Mauricio en primer lugar, ¿cuándo has visto que yo les permita mentir?

-       Mauricio: Nu…Nunca papá.- al decir eso comencé a retroceder, mi padre odiaba las mentira y teníamos claro que pasaba cuando cometías esa falta.

-       Tomas: nunca…exacto hijo,  pero parece que lo olvidaste ya que mentiste mucho,  además me ocultaste lo que estaba pasando en el colegio Mauricio Montoya.

-       Mauricio:  snif  papá snif  lo siento.- comencé a sollozar para inspirar un poco de pena , ya sabía lo que pasaría.

-       Tomas: ¿lo sientes? …. aún no hijo…Aun no los haces.-  dijo tomando del brazo a su pequeño
ZAS … aaaayy ……. nunca más volverás a mentir!! .  ZAS ZAS ….  AUAU ….. NUNCAAAA PAPAAAAAA….  ZAAAAS …..BUAAAAAAA   PAPITOOOO YAAAA buaaaaa.- llore con mucha tristeza
Tomas luego de esos 4 soltó el cinturón y abrazó a su hijo, con infinito amor y con  ese abrazo Mauricio sintió algo extraño, los correazos que acababan de recibir  dolieron, pero cuando su padre comenzó a  besaba su cabeza, mano, ojos y lentamente se fue tranquilizando  hasta que por fin logro hablar.
-       Mauricio: papito…  ¿me perdonas? .- pregunto con la mirada de un cachorrito indefenso.
-       Tomás: hijo…siempre te voy  a perdonar mi bebe, te amo con todo mi corazón, castigar a tu hermano y a ti… te aseguro hijo,  es más doloroso para mí que para ustedes.

Mauricio sonrió  a su padre y lo abrazó. La paliza que acababa de recibir sabía que se la había ganado por mentiroso y  prometió a sí mismo… nunca volver a engañar a nadie.

4 comentarios:

  1. Los hermanos Montoya siempre metiendose en lios por suerte esta vez se libro Mat aunque Mau no corrio con la misma suerte

    ResponderEliminar
  2. Este papá me cae mal.... encima que los chicos tienen que andar corriendo tras de él, él no les tolera nada!! Grrr para Tomás!

    ResponderEliminar
  3. Ya tenía un buen que no sabía de los hermanos Montoya...
    Uuff lo bueno que sólo fueron 4!!

    ResponderEliminar