miércoles, 29 de junio de 2016

Un Encuentro Inesperado Capítulo 1: El accidente



Un Encuentro Inesperado
Capítulo 1: El accidente
 
¿Por qué?
¿Por qué me hizo eso?
¿Cómo pudo ser capaz?
 
¡Lo odio!
¡Lo odio!
¡Lo odio!
 
¡Ya no puedo más!
¡Ya no soporto vivir así!
 
Media noche en una calle oscura y amplia un joven corría bajo la acera a mitad de la calle acompañado solo con sus pensamientos.
 
No puede ser!
No lo puedo creer!
 
Las lágrimas salían de sus ojos a tal velocidad que nublaban su visión ya no podía distinguir bien el camino y no le importaba que algo se le atravesara en su frente, sólo quería, quería alejarse de todo, todo lo que estaba atrás, sus recuerdos, sus pensamientos pero sobre todo olvidar, olvidar su vida anterior.
 
Ahora no solo la visión le estaba fallando también la respiración, estaba muy agitado. Había estado corriendo 2 horas sin parar y casi el mismo tiempo llorando.
 
Nadie absolutamente nadie iba con él, nadie a sus costados ni en su frente ni detrás de él.
No tenía nada más que la ropa que llevaba puesta.
No tenía nada que perder.
 
De pronto se detuvo, coloco sus manos en sus rodillas y comenzó a tratar de respirar mejor para calmarse pero solo esos oscuros pensamientos invadían su cabeza y mientras trataba de calmarse miro a distancia a lo lejos alguien se acercaba era un auto que venía en dirección recta sobre el camino.
 
Entonces supo lo que tenía que hacer, no lo dudó, se secó los ojos y una vez más respiro profundo, miro fijo, concentrado, esperando el momento perfecto para tirarse frente al auto y terminar con su sufrimiento.
 
Ni siquiera lo pensó dos veces su corazón palpitaba a un ritmo frenesí y en su cabeza solo tenía esas imágenes ésas que venían acompañadas de sus oscuros pensamientos.
 
Se preparó
Se agachó un poco y sin más………………………
 
 
¡¡¡¡¡¡CRASSSSSHHHHH!!!!!!!!!!!!
 
 
 
 
30 minutos antes
 
-Ya es hora de irnos?- preguntándole casi en tono de súplica .
Si claro ya es hora, vámonos antes de que te duermas – reclamándole un poco.
-Cómo crees eso posible? yo no haría tal falta de respeto a los organizadores de la fiesta que tanto admiro - le dijo ofendido.
Ajá, bueno vámonos, mañana tenemos todo el día ocupado – besándolo en la boca
-Voy por el auto, espérame aquí cariño – besándola en la boca
 
 
En el auto
 
Gracias por tu apoyo – acurrucándose en su hombro
-Mi amor por ti haría cualquiercosa – besándola en la frente
 
Por dónde estamos? esta calle es desconocida para mí .
-Es nueva, recién la inauguraron hoy por la mañana y ahora son las…wao! 11:30 pm. cielos! No pensé que aguantaría tanto en ese lugar!
Jajaja sé que te incomodan esos lugares, pero la comida estaba muy buena no te parece?
-Bueno no digo que estaba fea simplemente que esa comida es muy exótica para mi paladar
 
 
Mmmmm Estoy tan cansada te importa que cierre mis ojos recostada acá contigo?.
-Por supuesto que no amor descansa todo lo que quieras .
 
 
Magnificado por la penumbra de la noche y la hipnotizante ciudad, el respetable señor se adentraba más con sus pensamientos de lo feliz y afortunado que era en este momento de su vida.
 
Luego sintió un poco de hambre y pensó – debí aunque sea probar esa comida rara, de mal aspecto y exótica, muero de hambre daría todo por un sándwich de … de pronto vio a lo lejos, era una figura, una silueta que parecía ser una persona, - claro que es una persona si no existen los fantasmas! - pensó - es una persona que parece estar a punto de saltar pero qué #$% quiere tirarse contra mi auto??
 
Porque alguien cometería esa estupidez! - pensaba el hombre cansado y hambriento. Se movió un poco y pestañeo varias veces para poder ver mejor pero no queriendo despertar a su esposa dejo de hacer ese movimiento, por un momento pensó que simplemente estaba alucinando - ¡Demonios! no debí tomar tanto vino!
 
Fue cosa de segundos mientras el hombre mayor se dio vuelta para ver si no había otro auto atrás suyo, un joven suicida se cruzó con él, freno de golpe pero…..…
 
 
 
¡¡¡¡¡¡¡CRASSSHHHHHH!!!!!!!!!
 
 
 
¿¿¡¡Qué paso!!??
-¡Arrolle a alguien!
¡¡¡¿Qué?!!!! Por dios!!
-Voy a ver, por favor quédate aquí adentro
 
-Pero que rayos le pasa a este idiota! Que acaso quiere que lo mate !- el conductor caminaba para encontrarse con el suicida.
 
Ahí tendido en el piso con su cabello cubriendo todo su rostro, sus manos y brazos magullados con raspones y las piernas un poco separadas con el jean rasgado en una de sus rodillas ensangrentadas se encontraba el temerario jovencito, rápidamente el hombre le observaba.
 
-Si es solo un niño! no debe tener más de 16 años!, pero que pretendía lanzándose de esa forma!!?? Y en medio de la noche!!??
-Gracias a dios no parece tener nada serio pero será mejor que llame a una ambulancia y lo lleve al hospital. - pensó.
 
AuuuOhhh me duele Ayyy
-Estás consciente! niño espera no te levantes, ya llame a una ambulancia enseguida vendrá a recogerte y estarás…
  Que!!!! No! no quiero su ayuda, déjeme solo! Yo estaré bien!- sonaba frustrado
Ohhhh mi cabeza Ohhhh mi rodilla Ohhhh mi…
-Pero que muchacho! pide estar solo y a los segundos se pone a gimotear por sus heridas!- pensaba el hombre.
-Hey espera tranquilo muchachito, tienen que verte los médicos
Déjeme en paz Si su preocupación es que lo denuncie, eso no pasara
-Denunciarme? Pero si fuiste tú el que se lanzó al auto.
Usted no logro lo que yo quería solo abandóneme aquí
-Abandonarte? Pero que dices niño!? Y que es lo que pretendías!?
Nada solo váyase tranquilo, ya le dije q no presentare una denuncia - respondía muy adolorido y despreocupado por su salud
-El que va a ir tranquilo a que lo curen serás tú! Y punto! Y no me importa en lo más mínimo si piensas demandarme! – retándolo
 
Podía ver que el joven ensanchaba sus ojos aun con su cabello todo enmarañado en su rostro.
   
No le grites acaba de ser atropellado! - su esposa salió del auto ya no aguantaba estar ahí
- Pero…
Pero nada!, tenemos que reconfortarlo, cielo tranquilo no tengas miedo te llevaremos a un buen hospital y ahí curaran todas tus heridas.
 
La pareja se agachó a la altura del muchacho y retirando un grueso mechón de pelo de su rostro pudieron ver sus ojos, el chico les miró fijo por un momento sus ojos parecían querer decirles algo contarles un secreto y a la vez esos hermosos ojos azules se veían tristes por algo más fuerte que el “accidente de auto” parecía querer pedirles algo, entonces solo se escuchó una pregunta.
 
-Por favor dinos cuál es tu nombre? - dijo él
Mi nombre?
Si cielo necesitamos saber cómo te llamas- dijo ella
     
Mi nombre…….
   
Mi nombre…….
   
Mi nombre……. es Nick…. Nicholas Halden


1 comentario:

  1. Waaoo que bella sorpresa encontrar esta historia aquí publicada!!
    Que bueno que la subieran aquí!
    Porque la volveré a leer!! *-*

    ResponderEliminar